https://mlencuentro.enfasis.com/seaexpositor

Iniciativas para migrar hacia una ciudad inteligente

Los gobiernos que quieran aprovechar la oportunidad y afrontar los retos de la logística urbana. Para ello deberán incluir programas de logística sostenible en sus estrategias de transporte inteligente.

 |   29 de diciembre del 2022
Iniciativas para migrar hacia una ciudad inteligente
https://www.delfingroups.com/

Por: Fabián Chafir (*)

También, los gobiernos deberían trabajar con el ecosistema para pilotar nuevos modelos de negocio y adoptar tecnologías como la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, la videovigilancia y el GPS.

No existe una única definición de lo que es una ciudad inteligente. Sin embargo, hay una serie de componentes comunes con los que todas ellas cuentan: los sistemas de transporte inteligentes -también conocidos como movilidad inteligente– permiten que más personas se desplacen más rápidamente. Los edificios inteligentes no malgastan la valiosa energía. Los servicios sanitarios inteligentes simplifican y optimizan el registro, el diagnóstico y la medicación de los pacientes. Y la administración inteligente facilita a los habitantes la búsqueda de información y la influencia en los procesos de toma de decisiones de su ciudad.

Te puede interesar. Última milla y la construcción de ciudades inteligentes

Además, las ciudades inteligentes hacen un uso activo del Internet de las Cosas (IoT) y de los datos abiertos para optimizar el flujo de energía, personas y datos.

El IoT se refiere a la red de objetos físicos que contienen, por ejemplo, software o sensores que permiten que las cosas se conecten a Internet y entre sí. De este modo, los objetos pueden interactuar e intercambiar datos, así como ser controlados a distancia o automatizados. Las soluciones IoT también pueden incluir servicios en la nube e inteligencia artificial (IA).

 La logística urbana como disparador

El aumento del comercio electrónico y las entregas de paquetes están provocando problemas de congestión y contaminación en las ciudades de todo el mundo. Se espera que cada vez más ciudades, en especial aquellas que son capitales, regulen el tráfico de entregas dentro y fuera de las mismas. Para hacer frente a estos retos, necesitamos una logística urbana inteligente. Las entregas deben consolidarse y las empresas deben trabajar juntas para encontrar la forma más eficiente y sostenible de entregar las mercancías en los centros urbanos.

La logística urbana se está transformando al reunir a los planificadores del transporte de la ciudad, los operadores logísticos y los usuarios de los servicios de entrega para aplicar las tecnologías digitales con el fin de hacer crecer la economía de la ciudad, al tiempo que se hacen sostenibles los servicios logísticos.

Te puede interesar: Desafíos Logísticos para Argentina y la región: el punto de partida

El comercio electrónico es cómodo y supone una gran oportunidad económica para las pequeñas y medianas empresas de logística de las ciudades europeas, pero también es un reto que hay que afrontar. Los patrones de demanda de entrega están cambiando para ofrecer una entrega a la carta más personalizada y más frecuente, con envíos más pequeños y mejores servicios de devolución. La mezcla de comercio y e-Cmmerce está impulsando esta demanda, a través de una experiencia de “comercio en todas partes” sin fisuras.

En París, por ejemplo, Amazon entrega unos 250.000 paquetes al día. Por el lado de la oferta, los minoristas tradicionales intentan operar con inventarios mínimos aprovechando enfoques de la cadena de suministro más ágiles. La mayor fragmentación y el crecimiento de la demanda de entregas, junto con la necesidad de minimizar los inventarios en el lado de la oferta, han creado un desajuste que ha llevado a una utilización subóptima de la logística de la ciudad. Esto significa que muchos viajes de entrega se realizan con bajos factores de carga y los viajes de retorno están vacíos. Un mayor número de camiones de reparto que viajan medio vacíos, vagando en busca de aparcamiento o bloqueando carriles estrechos para cargar y descargar paquetes, agrava los problemas de congestión y contaminación en las ciudades.

https://www.loginter.com.ar

Los accidentes de tránsito también son un riesgo. Un estudio de Transport for London (TfL) revela que los vehículos pesados están implicados en el 63% de las colisiones mortales con ciclistas y en el 25% de las colisiones mortales con peatones, a pesar de que sólo representan el 4% del total de kilómetros recorridos en la capital.

 5 iniciativas que transforman

Los gobiernos locales que quieran migrar desde la ciudad actual a una ciudad inteligente pueden colaborar con el ecosistema de los minoristas, las empresas de comercio electrónico, los operadores logísticos y los nuevos operadores de movilidad (como las empresas de redes de transporte y los especialistas en reparto de alimentos) para abordar estos retos creando un círculo virtuoso de:

  • Aumentar la productividad y la eficiencia energética de los vehículos de reparto.
  • Mejorar la eficacia, la fiabilidad y la comodidad de los servicios de entrega.
  • Reducir las externalidades, como la contaminación atmosférica y acústica, la congestión y los accidentes de tránsito.

En la Unión Europea, por ejemplo, los gobiernos nacionales y municipales y los operadores de la cadena de suministro del sector privado están trabajando cada vez más en cinco tipos de iniciativas para mejorar la logística de las ciudades:

  • Entregas flexibles mediante envíos modulares y medios de transporte multimodales.
  • Colaboración entre las partes interesadas, generando sinergia entre distintas organizaciones para optimizar la transición a ciudades más inteligentes.
  • Electrificación de flotas: Por ejemplo, en Reino Unido han empezado a probar camiones eléctricos de recogida de residuos alimentados con la energía de la basura doméstica que recogen.
  • Proximidad de las entregas: Promoviendo los negocios de cercanía y optimizando la distribución de servicios.
  • Optimización del tráfico de mercancías: Por ejemplo, la ciudad de París está evaluando cómo limitar las entregas en los barrios del centro de la ciudad a horas específicas, con un número máximo de entregas en cada zona.

Los gobiernos locales que quieran aprovechar la oportunidad y afrontar los retos de la logística urbana deben incluir programas de logística sostenible en sus estrategias de transporte inteligente. También deberían trabajar con el ecosistema para pilotar nuevos modelos de negocio y adoptar tecnologías como la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, la videovigilancia y el móvil y el GPS. Esto les permitirá optimizar el tráfico, compartir los datos de los envíos y aumentar la seguridad física y la ciberseguridad de la logística urbana.

Pero esto no lo es todo…

Si hubiésemos finalizado este artículo en el párrafo anterior, hubiésemos ofrecido un importante panorama sobre los futuros retos de la logística de cara a las ciudades inteligentes, pero no hubiese sido del todo completo ya que estaríamos omitiendo ciertas características que también deben contemplar este tipo de ciudades. A continuación, los voy a enumerar sin entrar en detalle en cada uno de ellos ya que no son objeto del presente artículo:

  • Seguridad de la Información
  • Conservación y/o utilización de los datos biométricos
  • Barrios colaborativos
  • Ciudades con corazón

Estos elementos nombrados anteriormente se han contemplado para invitar al lector a profundizar sobre ellos dejando una puerta abierta para continuar un debate tan actual como es el de Ciudades Inteligentes.

(*)MBA Ing. Fabián Chafir . Socio de IFC Consulting y autor de “Lecciones de Organización Industrial”.

 

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.

Te podría interesar