LOGIN
18 de septiembre del 2020

ARLOG realizó su 6° desayuno de actualización

 |   18 de septiembre del 2020

...

La Asociación Argentina de Logística Empresaria llevó a cabo una nueva edición de sus encuentros, en el que especialistas analizaron los cambios y los nuevos patrones para acompañar y liderar a los equipos de trabajo.

Con la moderación de Alejandro Leiras, director de Capacitación de ARLOG, disertaron Leandro di Nardo, director de la Consultora Numan Industrial; María Migliore, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; Juan Garré, director general de Intermediación Laboral del citado ministerio porteño; Alejandro Iglesias, gerente de Educación del Grupo Logístico Andreani, y Cecilia Conci, coordinadora de la Licenciatura en Logística de la Universidad Provincial de Ezeiza.

Leandro di Nardo se refirió al “líder post-pandemia”. Resaltó las habilidades destacados durante la crisis: resiliencia y manejo de las emociones, protagonismo, realismo y seguridad basada en comportamientos. Y también las habilidades necesarias en la nueva normalidad: flexibilidad, adaptabilidad, curiosidad, creatividad y mirada integral. “La seguridad basada en comportamientos es esencial para que la gente crea lo que se le está diciendo”, aseguró.

Además, subrayó la importancia de lograr igualdad de género en la actividad. En este sentido enumeró las principales barreras a vencer: la masculinización del sector, los falsos estereotipos y los roles de géneros asignados. “Es necesario que las empresas se pongan anteojos de género para lograr equipos más diversos”, aseveró.

Luego fue el turno de María Migliore, quién observó que, desde la ciudad de Buenos Aires, “estamos haciendo un esfuerzo grande para diseñar marcos normativos que nos permitan realizar articulaciones virtuosas con el sector privado capaces de generar empleo. Es fundamental tender un puente entre los distintos sectores, con marcos de trabajo en los que todos ganemos”.

En la misma sintonía, Juan Garré expresó: “Tenemos un enorme potencial productivo en los barrios populares. Queremos acercar las brechas de desigualdad con una política que tienda puentes. Nuestra mejor política social es el trabajo: la oportunidad de pensar el desarrollo en clave productiva”.

“Estamos trabajando con el sector logístico desde dos grandes frentes. Por un lado, la inserción laboral. Queremos pensar los trayectos formativos juntos. Además, nos proponemos acompañar a todos los trabajadores que tienen emprendimientos y cooperativas para que sean proveedores de empresas incluyendo las de última milla”, señaló.

También mencionó que, desde el gobierno porteño, están impulsando el distrito social, que abarca los barrios populares, para atraer la inversión de las empresas. “Las empresas de logística pueden usar este vehículo para instalarse, descontar ingresos brutos e impuestos a partir de este espacio, contratar gente y generar empleo”, concluyó.

A continuación, Alejandro Iglesias hizo hincapié en el valor del conocimiento, el liderazgo y la creatividad dentro de las empresas. “El mayor valor está en la cabeza de los colaboradores que trabajan con nosotros. Internamente, cuidamos de las personas, capacitándolas. Desarrollamos la capacidad de aprender. Los colaboradores que tienen algún conocimiento lo comparten con el resto del equipo. Es un ganar ganar. Gana el que expone y el que recibe”, sostuvo.

“Las habilidades para el manejo de información, el análisis de inversiones y el management digital son los temas de capacitación más demandados. Estamos convencidos de que hay que formalizar los procesos, identificar el conocimiento crítico y ver con quiénes se debería compartir para bajar los riesgos y distribuirlos internamente”, indicó.

Por último, Cecilia Conci dijo que el mayor desafío de su universidad es “formar durante 4 o 5 años a un profesional que va a trabajar en un mundo que cambia día a día, gracias a la tecnología”. En este sentido, explicó que rediseñaron los planes de estudio de la Licenciatura en Logística reenfocándola en la innovación y la gestión de procesos, y que abrieron una tecnicatura.

También se refirió a la investigación que realiza la universidad: “Buscamos ser generadores de insumos para la toma de decisiones; pensar en proyectos de investigación bien concretos y que generen información valida y útil. Por eso, estamos trabajando en la generación de un índice de sustentabilidad”, completó.

Más noticias
25 de abril del 2022

Los colaboradores de la filial de la empresas sueca en  Argentina detuvieron sus actividades durante 1 hora, el viernes último, para reflexionar y celebrar una nueva edición del “Día del Clima”.

Divididos en grupos de discusión compuestos por todas las áreas de la compañía, “los equipos tuvieron una excelente oportunidad para reforzar el objetivo de Scania de liderar el cambio hacia un sistema de transporte sostenible, así como para generar mayor conocimiento e interés sobre un aspecto fundamental para que ello sea posible: la circularidad”, explicó la empresa en un comunicado de prensa.

Mirando al futuro, además del fuerte foco en la utilización de combustibles alternativos como transición hacia la electrificación, el impacto en la sustentabilidad se centrará en el uso de los recursos. Es por ello que los miembros de Scania Argentina pudieron aportar en este espacio -a través de distintas dinámicas- una serie de ideas que implican desde extender la vida útil de los productos y sus componentes, hasta generar nuevos modelos de negocio.

 Reporte de Sustentabilidad 2020-2021

En  este marco desde Scania Argentina se indicó que avanza en el proceso de elaboración de su Reporte de Sustentabilidad 2020-2021, siguiendo los estándares del Global Reporting Initiative (GRI). “Estamos comprometidos con llevar adelante una gestión transparente, que incorpora criterios sociales, ambientales, y de gobernanza en todas nuestras operaciones, y por lo tanto es importante conocer la opinión de nuestros principales grupos de interés mediante una Encuesta de Materialidad”, se destacó.

Te puede interesar: El futuro de los combustibles alternativos en el transporte pesado de cargas

10 de enero del 2022

La obra constituye además el 13° título de carácter técnico desarrollado por las empresas del sector y que, a lo largo de estos años, ha cubierto diversos temas.

Los contenidos de esta nueva publicación fueron elaborados por profesionales de las empresas asociadas que participan en el departamento de Ambiente y Sustentabilidad de CEDOL, entre las que se encuentran Andreani, Celsur, Loginter, Gefco, Grupo Cargo, Tradelog y Zarcam y aborda entre otros temas la sustentabilidad en empresas de logística, el impacto de los hábitos de consumo en el sector, las acciones para mitigar el efecto de la “Huella de Carbono” en el transporte y distribución, y la relación que existe entre la logística y las comunidades donde esta se desarrolla.

Luis Alberto Ulla, Co – fundador y Director del Instituto Argentino de Responsabilidad Social y Sustentabilidad (IARSE) y coautor del nuevo libro de la cámara, se explayó sobre la importancia de crear conciencia y fomentar el entusiasmo en temas que giren en torno a la sustentabilidad y de las exigencias actuales del mercado en relación a esta temática. “La sustentabilidad pasó de ser algo deseable, a importante y por último a necesaria. Hoy en día es un requisito de competitividad y el foco está puesto en la trazabilidad”, expuso Ulla. “La logística es la forma de tomar decisiones y hay que entender que todo lo que hacemos impacta en 360º, por lo que es primordial identificar oportunidades y riesgos para poder pensar en estrategias que contribuyan al desarrollo sustentable” agregó el experto.

Por su parte, Vanesa Ruggiero, Gerente Corporativa de RRHH y Sustentabilidad de Tradelog SAU, explicó que “la transición a lo sustentable requiere una gran inversión. Debemos implementar un sistema para convertir a las empresas de logística sustentable en defensora del ambiente, ya que desde ella se puede reducir el daño ecológico y todo lo que conllevan las famosas 4 R (Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar). Se puede generar una conciencia ambiental y eso es muy importante, ya que una empresa sustentable crea clientes fieles y una sinergia entre ellos y la organización” afirmó Ruggiero.

José Luis Bertevello, Director de Calidad, Ambiente, Seguridad y Salud en el trabajo en GEFCO, remarcó que “hay que mirar a lo sustentable como un proceso y concebirlo desde el primer momento, desde la primera acción. Las personas son el motor de cambio de las organizaciones por lo que es de suma importancia generar conciencia”, y agregó que “la sustentabilidad, si la diseñas desde un buen cimiento no debe ser costosa. La naturaleza nos está pasando factura por lo que debemos tomar acción”.

El libro “Logística Sustentable en Argentina”, se puede descargar en forma gratuita de www.CEDOL.org.ar

Te puede intresar: 

¿Cómo minimizar el impacto ambiental en la logística?

 

16 de marzo del 2022

La pandemia y la cuarentena forzaron a más de tres millones de argentinos a trabajar desde sus casas, y a otros muchos a salir para cumplir con tareas esenciales. Hoy, gracias a la vacunación y a la baja de casos , la presencialidad se impone por sobre el teletrabajo, enfrentando a empleados y empleadores con distintos escenarios. Cada posición tiene defensores y detractores y para analizarla con mayor profundidad consultamos a Mariela Mociulsky de Trendsity para que nos comparta su opinión.

De acuerdo con un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), antes de la pandemia de COVID-19, menos del 2% de la fuerza laboral de América Latina trabajaba bajo el modelo de home office. Las principales razones eran que los trabajadores no podían desempeñar sus responsabilidades bajo esta modalidad y que muchos líderes sentían que perdían el control de supervisión de sus empleados; es decir, que no había un monitoreo directo de sus actividades en favor de la organización.

Te puede interesar: 12 tendencias de reclutamiento en RRHH

Sin embargo, durante la pandemia, hasta un 67% de los trabajadores a nivel mundial implementaron este nuevo esquema de trabajo, reportando experiencias positivas y grandes beneficios para las empresas.

Para profundizar sobre los pros y contras del teletrabajo y de la presencialidad, y de cómo vivimos en Argentina la situación laboral durante la pandemia y esta nueva normalidad, consultamos a Mariela Mociulsky, CEO Fundadora de Trendsity y Presidenta de Saimo (Sociedad argentina de investigadores de mercado y opinión pública argentina), especializada en Investigación de Mercado y análisis de tendencias sociales y de consumo.

Cómo vivieron empleados y empleadores el home office debido a la pandemia

Mariela Mociulsky explica que esta revolución digital fue una revolución cultural. Mientras que muchas empresas ya tenían implementadas soluciones tecnológicas, otras disponían de los recursos económicos y las adaptaron inmediatamente, mientras que en el caso de algunas pymes, no lo pudieron implementar y dejaron de existir.

Si bien el home office era una práctica común para algunas empresas, otras aún no habían organizado esquemas con trabajo remoto. El coronavirus aceleró esta práctica que, para muchos, no tendrá vuelta atrás. Lo que no llegó por decisión propia, llegó por imposición.”

Con relación a los colaboradores, el home office era un “beneficio” cada vez más solicitado. “Muchas personas disfrutan la posibilidad de trabajar en casa, otros no logran organizarse, y una gran parte prefiere disfrutar de las ventajas de cada formato. La realidad es que una modalidad de trabajo híbrida, con presencialidad y días de trabajo remoto, es la práctica que más se asemeja a la necesidad de la mayoría, al brindar la posibilidad de organizar las jornadas con mayor libertad manteniendo reuniones e intercambio con equipos de trabajo y también poder estar en el hogar”, explica Mociulsky.

Según su análisis, los hogares empezaron a ser multifuncionales y hay convivencia durante mucho tiempo de distintos grupos de edad, algo que antes no pasaba tanto. Casas que, en la medida que se pueda, estarán mejor aprovisionadas tecnológicamente. “Ese es el ámbito del “homo hogareño”, concluye.

Home office vs presencialidad

Según Mociulsky, las compañías poco a poco han ido contemplando todos los recursos para que sus equipos puedan trabajar con la tecnología necesaria. Igualmente, todavía falta para llegar a ser óptimo; no todas lograron esta transformación en tiempo y forma. La conectividad de buena calidad, los conocimientos y los dispositivos actualizados, son los puntos clave para que trabajar en casa sea efectivo. “A su vez, se suman como beneficios, sobre todo para quienes cuentan con espacios de trabajo silenciosos, la concentración. También, el mayor descanso, el evitar traslados desde casa a la oficina y poder tener más tiempo para otras actividades o hasta para mejorar la productividad”, explica.

El mito ¿derrumbado? del teletrabajo y la falta de rendimiento

La especialista nos explica que con la llegada del Covid-19, el mundo entró en una estresante y veloz carrera por adaptarse al trabajo remoto, para evitar más pérdidas y para no hundir más la economía mundial. Los líderes tuvieron que trabajar sus habilidades blandas en donde la confianza y la comunicación se volvieron factores clave para que el trabajo remoto tenga éxito. Asimismo, y pese a la distancia, el trabajo continuó siendo colaborativo, más eficiente y hasta más creativo. “Es cierto también que hoy estamos en una nueva transición, tratando de ver qué quedará de manera efectiva. Muchas empresas están requiriendo modelos híbridos, entendiendo también que se necesita algo de presencialidad para la buena salud de los equipos, la sinergia”, analiza sobre el tema.

Perspectivas del home office y de la presencialidad para el 2022

Mociulsky estima que vamos a seguir con un nuevo blend entre la presencialidad y la virtualidad. “Si bien las personas quieren reencontrarse y volver a ver a sus compañeros y trabajar con otros, lo cual estimula la creatividad, también se está valorando el no tener que perder mucho tiempo en las distancias y los desplazamientos, el tránsito y, por supuesto, el miedo a los contagios”. Desde su mirada la presencialidad no se va a perder, “incluso se está evaluando que empresas compartan oficinas o espacios comunes, intercalando días de la semana para trabajar un equipo u otro. La economía colaborativa va a crecer en muchas dimensiones, y el ir a la oficina o espacio de trabajo, deberá tener un sentido”. Para finalizar, manifiesta que las empresas tendrán que reforzar el equipamiento en los hogares. “Si bien algunas empresas ya lo están haciendo, aún queda un camino por recorrer en este sentido.

 

17 de mayo del 2022

Pero hay un factor que va más allá de estas ventajas y que hace que la capacitación sea verdaderamente efectiva y completa y es la cooperación en línea. “”La cooperación es la base de la vida. Estamos vivos porque nuestros órganos cooperan entre sí. Una sociedad prospera cuanto mejor cooperen sus miembros. Aprender a cooperar es una de las claves de nuestro desarrollo y por esta razón nuestro propósito es potenciar la cooperación humana“, comenta Ignacio Gómez Portillo, Co-fundador y CEO de Egg, empresa argentina de ciencia y tecnología.

Según datos del Foro Económico mundial de Davos, desde el comienzo de la pandemia el número de personas que aprenden en línea ha crecido más de un 400%. El desafío es que muchos de los cursos en línea llamados Moocs (por sus siglas en inglés de “curso masivo abierto en línea”) se realizan de manera solitaria por lo que más de un 90% de las personas que comienzan este tipo de cursos no logra completarlos.

Los beneficios del aprendizaje cooperativo son muchos y muy variados y sobre todo para el alumno. Desde Egg se detallan las 10 ventajas más importantes de la capacitación en base a la cooperación:

  1. Mejora la adquisición del conocimiento y el rendimiento académico ya que las personas aprenden más al intercambiar sus saberes con otros.
  2. Aumenta el compromiso hacia el proceso de aprendizaje debido a los lazos sociales que genera la cooperación
  3. Promueve el respeto, empatía, la ayuda y la colaboración. Las personas aprenden a pedir y ofrecer ayuda, a escucharse y entender lo que el otro necesita.
  4. Se desarrolla una mayor resiliencia ante adversidades ya que el sistema pone al equipo de estudiantes en el centro del proceso de aprendizaje
  5. Crea sentido de pertenencia y una interdependencia positiva surgida del compromiso por conseguir los objetivos individuales y comunes.
  6. Relaciona a los participantes con diferentes desempeños para que se ayuden entre ellos lo que abre nuevas posibilidades de colaboración que hacen progresar el trabajo.
  7. Promueve la integración y la inclusión lo que implica una cooperación entre iguales y entre el conjunto.
  8. Facilitan los proyectos interdisciplinarios 
  9. Acerca a la persona a un futuro laboral. De la misma forma que en el trabajo no se desarrolla en compartimentos estancos, los participantes de estos cursos necesitan adaptarse a diferentes personalidades y situaciones.
  10. Conecta con nuevos modelos de aprendizaje y actividades: aprendizaje basado en problemas y trabajo por proyectos, juegos de rol y simulaciones, estudios de caso e investigaciones.

Las actividades colaborativas parten de la base de repensar liderazgos y roles, donde el profesor o quién dicta el curso pasa a ser solo una guía, supervisor y gestor de grupos y el alumno es quien tiene un rol activo durante la capacitación.

Te puede interesar: Liderazgo: “El desafío está en desarrollar capacidades adaptativas”

 

21 de junio del 2022

Por: Alejandro Arditti (*).

Este desafío, no solo impacta a los actores logísticos, sino que se extiende a la operación comercial y financiera de las empresas dadoras y receptoras de carga.

Los retos que nos plantea la última milla nos obligan a replantear y rediseñar gran parte de la base operativa existente y a la par genera nuevas oportunidades de negocio.

Prácticamente todo el andamiaje logístico clásico se torna obsoleto cuando lo queremos aplicar a la última milla, preparado para enviar grandes volúmenes, con cierta previsibilidad y rutas predefinidas, ahora debe entregar ordenes más pequeñas, con menor previsibilidad en la demanda y con rutas aleatorias.

Frente a las demandas del mercado y a las necesidades de rentabilidad de las organizaciones, nuevos jugadores están participando en el mercado generando un impacto muy grande en la manera que pensamos la operación y los negocios.

Te puede interesar: Última milla: buscar la satisfacción del cliente

Características y necesidades del e-Commerce

El desarrollo de la cultura digital de los consumidores y el crecimiento del e-Commerce ha traído nuevas necesidades a los Centros de Distribución.

Por un lado, debemos entender que la logística es el nuevo canal comercial de las empresas, por esto todas las acciones buenas o malas que hagamos en esta área tienen un impacto directo en el cliente.

Hoy en día, la idea de que la experiencia de compra del cliente se genera en el local comercial tiende a desaparecer. La experiencia es fuertemente dependiente de la plataforma web, y es la logística quien la traduce en una realidad. Por esto debe entenderse al conjunto web+logística como el principal showroom de la empresa.

En el mundo de las redes sociales, el pulgar arriba o abajo del consumidor, es fundamental para el éxito de una compañía, y esta opinión cada vez está más influenciada por la logística que ahora debe afrontar grandes desafíos.

El tamaño de los pedidos es uno de ellos, a medida que los pedidos se achican, la complejidad de la operación aumenta exponencialmente.

Otro factor son las entregas en domicilios no preparados para la recepción. Esto trae problemas logísticos porque las rutas se atrasan, como consecuencia de esperas, problemas de estacionamiento, conflicto con autoridades, etc.

La logística inversa representa un porcentaje relativamente bajo de la logística directa en una operación tradicional, sin embargo, este proceso está tomando cada vez más relevancia debido al aumento de entregas en domicilios particulares y a las políticas de devolución sin cargo implementadas por las compañías. Cuando el cliente no puede recibir su pedido en el plazo establecido o desea generar una devolución o cambio, la mercancía debe iniciar el proceso de logística inversa. Lo que implica tener la capacidad de volver a recibir y dejar disponible dentro del stock la mercadería en tiempos muy breves, para que esté disponible para reenvío inmediato. No es posible que estos procesos se realicen de manera ineficiente, pues la mercancía debe estar lista para volver a salir inmediatamente. Los canales de logística inversa se vuelven críticos e incluso hay compañías que lo están convirtiendo en un factor diferencial.

La variabilidad de la demanda es otra característica clave, depende de factores tanto internos como externos que generan cambios puntuales que pueden alcanzar hasta 10 o 20 veces la demanda habitual, particularmente en fechas especiales como Black Friday, Cyber Monday y en lanzamientos. Esto requiere contar con capacidad diseñada previamente para mantener el nivel de servicio cuando se producen estos cambios.

Todo lo anterior demanda información actualizada en tiempo real, estas operaciones dependen cada vez más de datos e información de calidad relacionada con los productos, clientes, mercado, rutas, inventarios, ordenes, para poder reaccionar rápidamente a las nuevas necesidades de manera ordenada y a costos predecibles.

Esta es una necesidad impostergable en el mercado actual y paso previo de cualquier proceso de automatización. (Ver cuadro 1)

Finalmente es importante destacar que las prácticas comerciales clásicas basadas en costo unitario dejan de ser la principal medida para evaluar la logística de última milla y otras variables referidas a la calidad de servicio, tiempos de respuesta, servicios de valor agregado pasan a ser aún más relevantes que el costo unitario.

Cómo traducir esta complejidad en un nuevo modelo operativo

  1. Debemos contar con un entendimiento numérico del mercado, productos, clientes, curvas de demanda, crecimiento, capacidades, estacionalidad, KPIs, etc. Necesitamos toda la información que se pueda conseguir del mercado objetivo y de nosotros en ese mercado.
  2. Sumar a la discusión a todas las áreas de la compañía: Finanzas, Marketing, Comercial, Operaciones, Supply Chain, RRHH, Legal, etc. El proyecto logístico ya no es una tarea particular del área logística, sino algo que involucra a toda la empresa, como ya mencionamos la logística se está transformando en el principal canal comercial. Por eso es necesario contar con el input y el feedback de todas las áreas.

Con estos dos grupos de información podemos armar nuestro proyecto logístico, el cual responde a “qué necesitamos hacer?” y “cómo lo hacemos?”. Luego debemos definir qué tecnologías e inversiones se requieren para materializarlo. De esta manera tendremos un proyecto que se convertirá en el motor del crecimiento del negocio.

Es importante tener en cuenta que los proyectos logísticos no terminan. El proyecto logístico está en permanente evolución y mejora, permitiéndonos retroalimentar el modelo, alcanzar un mayor entendimiento de la demanda, y a su vez retroalimentar a todas las áreas para rediseñar un proyecto que esté a la altura de cada etapa de crecimiento.(Ver cuadro 2)

Estrategia operativa

La principal estrategia que se está utilizando para resolver la logística de última milla es una combinación de centros de acopio suburbanos que abastecen a los CD urbanos de última milla.

  • Los centros de acopio suburbanos tienen el 100% del mix de productos de la compañía.
  • Los CD de última milla urbanos almacenan solo productos de alta rotación o aquellos pertenecientes a promociones especiales en los que se espera demanda sostenida.

De esta forma, los centros de acopio suburbanos abastecen los productos que se almacenan en los CD de última milla y además preparan los pedidos de aquellos productos no almacenados en los CD urbanos.

Los CD urbanos, preparan pedidos de los productos que almacenan y hacen cross dock de los productos ya preparados por los CD Suburbanos.

Desde los CD urbanos sale toda la distribución utilizando vehículos de bajo impacto, como motos o bicicletas y actúan también como punto de entrega.

El principal problema de los Centros de última milla es el costo inmobiliario, ya que al estar localizados cerca de los centros de consumo compiten contra locales comerciales, viviendas y oficinas.

Esta particularidad junto con la altísima demanda de calidad de servicio por parte de los consumidores obliga a que estos centros ganen eficiencia operativa para compensar los extracostos de superficie y ,tal importante como lo anterior, para garantizar el nivel de servicio.

Dentro de las tecnologías más habituales para la última milla, encontramos:

  • Sorter para recepción de mercadería y crossdock.

  • Almacenamiento automático de alta densidad.

  • Sistemas de guiado de picking.

Estas tecnologías apuntan a dar productividad, velocidad y previsibilidad a la logística, por supuesto que todas las operaciones se pueden beneficiar de estas, pero es en la última milla donde se tornan imprescindibles.

El repago de estas tecnologías se funda en:

  • Ahorro de m2 de superficie.

  • Aumento de productividad de la mano de obra.

  • Eliminación de tiempos de espera y de traslados.

  • Eliminación de diferencias de inventario.

  • Eliminación de equipos de movimiento de cargas.

  • Eliminación de riesgos de trabajo.

  • Mejor precisión de picking.

  • Aumento de seguridad.

  • Mejor gestión de inventarios.

El almacenamiento del inventario y del stock para picking son las actividades que demandan mayor superficie. Los sistemas de alta densidad reducen al mínimo esta situación haciendo un mejor aprovechamiento del volumen del local.

Los sistemas de alta densidad más habituales para última milla son los AS/RS y los VLM. No incluimos aquí los sistemas de racks estáticos de alta densidad porque los mismos implican el uso de autoelevadores y este tipo de equipos es algo que se debe evitar en operaciones urbanas. El motivo del no uso, está relacionado con los pasillos operativos que demanda, la interferencia con el personal que se dedica al picking, embalaje y despacho de mercadería. Básicamente, estamos pensando en operaciones relativamente chicas con gran eficiencia en el uso del volumen, y los autoelevadores demandan mucho volumen operativo que no se puede destinar a la operación de almacenamiento.

Un beneficio adicional que generan los sistemas automáticos de almacenamiento es la velocidad de guardado y de picking. Estas tareas junto con el empaquetado son las que demandan mayor mano de obra. En un sistema manual, mucho del tiempo de los operadores se desperdicia en traslados, esperas y errores. Los sistemas automáticos eliminan estos tiempos muertos prácticamente por completo.

Estos sistemas además permiten un control absolutamente detallado de las existencias, puntos de repedido, análisis de la rotación, y demás, lo que conduce a un muy preciso control de los inventarios.

Cuando estos equipos son complementados con sistemas de guiado de picking como pick y putt to light o voice picking, se logran altísimas productividades y muy bajos, prácticamente cero, niveles de error.

La otra tarea habitual en los centros de última milla es la tarea de crossdocking, dependiendo de qué tan grande sea, es susceptible de ser automatizada con un sorter de mercadería. Estos equipos permiten ingresar toda la mercadería y automáticamente censan peso, volumen, origen, destino, etc. y basado en estos parámetros el equipó define a que boca dirigir cada uno de los bultos y los deja disponibles para subir a los diferentes vehículos de distribución o para ingresar al inventario si también fuese necesario.

FUNCIONAMIENTO MINILOAD AS/RS

FUNCIONAMIENTO VLM

FUNCIONAMIENTO AS/RS

Sobre la tecnología

Normalmente cuando la automatización es mínima, tenemos un grado de flexibilidad muy grande porque depende de las personas y estas tienen la libertad de moverse y hacer las cosas de diferentes maneras. Por supuesto, esta flexibilidad paga un costo en calidad y baja productividad, entendiendo calidad como la capacidad que tiene el proceso de ser predecible y repetitivo.

En la medida que automatizamos lo primero que vamos a ver es que perdemos flexibilidad ¿qué significa? no podemos recibir estibas en cualquier condición. Estas tienen que pasar por un tamiz muy fino, los pallets deben estar armados según el estándar definido, no podemos tener pallets de mala calidad, entre otras restricciones que quitan flexibilidad y que nos obligan a repensar cómo la vamos a manejar.

Cuando pasamos a un sistema automático no tenemos capacidad para administrar esa baja calidad a menos que incluyamos un sistema de soporte. Por eso es muy importante no perder de vista qué grado de flexibilidad vamos a perder, para evitar problemas a futuro.(Ver gráfico 4)

Otro aspecto muy importante a la hora de evaluar tecnología es la productividad objetivo, a diferencia de un sistema manual, no se puede aumentar el troughput por encima de las condiciones de diseño, aunque se agregue más personal. Debido a las condiciones cambiantes de la demanda, es un aspecto muy importante que se debe diseñar con suma atención para evitar cuellos de botella no deseados

Caso de éxito

Internet Fusion Group es una empresa de comercio electrónico que se especializa en la venta en línea de equipos y productos para surf, patinaje, deportes de invierno, equitación y actividades al aire libre, así como de ropa y accesorios. Actualmente envía 1,6 millones de paquetes al año.

La adquisición, en los últimos 3 años, de nuevos sitios web de marcas importantes ha aumentado enormemente el número de referencias gestionadas de 300.000 a más de 1 millón. Internet Fusion necesitaba urgentemente una solución para hacer frente no sólo al crecimiento del momento, sino también al inevitable crecimiento futuro que resultará de nuevas adquisiciones. Los VLM Modula han sido capaz de ofrecer la solución perfecta.

 “Con Modula, usando sólo 560 m2 de superficie, hemos sido capaces de crear unos 4.000 m2 de superficie de almacenamiento muy flexible”

La inversión en la solución desarrollada por Modula ha permitido a Internet Fusion recuperar una enorme cantidad de espacio. Ahora, el 50 % de los artículos en stock se gestionan en el almacén VLM de Modula.

La velocidad de preparación de los pedidos ha aumentado varias veces, manteniendo los indicadores clave de rendimiento constantes y estables incluso en las horas punta de la temporada (Black Friday, Cyber Monday).

Sin el almacén de Modula, habría sido necesario emplear a 7 operadores más para la recogida y preparación de los volúmenes de pedidos actuales. Otras ventajas son la reducción del estrés del operador, gracias al principio “mercancía al hombre”, la disminución de los errores de picking, la mayor seguridad y la mayor limpieza de la mercancía desde la recepción hasta la expedición.

 ¿Cómo es el flujo de trabajo con los almacenes automáticos modula?

Internet Fusion utiliza el sistema de “wave picking”, o picking por oleadas, dedicando cuatro áreas de almacenamiento específicas al almacén VLM de Modula. Cada operador recoge los artículos de las zonas en secuencia. El tiempo que se tarda andando en el almacén entre una recogida y otra se elimina prácticamente, lo que hace que la nueva solución sea extremadamente eficiente.

En caso de una línea de pedido, el artículo se coloca directamente en la zona de embalaje.

Con varias líneas de pedido, compuestas por más referencias, los artículos se recogen y se colocan en la zona de montaje, a la espera de que se complete el pedido antes de su traslado a la zona de embalaje. El tiempo medio de ejecución desde la recepción del pedido hasta el envío es de unos 30 minutos.

 Solución:

  • 20 Modula ML25D Lift
  • 1 operador cada 5 Modula
  • 80% del espacio ahorrado
  • 4000 líneas de pedido por día
  • 250 retiros / hora

(*).Co-founder & General Manager de Standard Loxic

Nota  completa publicada en Revista Énfasis edición junio 2022. Ingresá aqui.