https://www.urbano.com.ar/

El comercio internacional afectado por la guerra

A lo largo de la historia se ha podido comprobar que, además de las severas consecuencias que generan los conflictos bélicos a nivel humanitario, económico y social en las naciones afectadas, pueden observarse también sus efectos en el ámbito del Comercio Internacional.

 |   12 de abril del 2022
El comercio internacional afectado por la guerra
https://www.delfingroups.com/

Por: Lucía Trossero (*)

De esta manera, se entiende que ante la posibilidad de un conflicto armado, los países involucrados verán una reducción de sus actividades comerciales en el plano internacional y una afección en diferente medida de las cadenas de suministro globales (Duque Correa y Saffon Arango, 2016).

En un mundo cada vez más globalizado, donde las barreras al intercambio de bienes y servicios son cada vez menores, y en el que las exportaciones e importaciones adquieren gran relevancia en la constitución del PBI de los Estados, resulta de suma importancia considerar y estudiar los diferentes factores que pueden incidir en el desarrollo de los flujos comerciales internacionales.

Te puede interesar: Comex: ventajas de la tecnología para la aduana

Las sanciones y sus repercusiones

El inicio de la operación militar rusa en Ucrania durante la madrugada del 24 de febrero ha suscitado la aprobación de un contundente conjunto de sanciones económicas por parte de la Unión Europea: entre las mismas, se destaca principalmente el bloqueo a la banca rusa de participar en el mercado de capitales europeos y la prohibición de exportación de productos de alta tecnología hacia Rusia. (Carrizo, 2022). Asimismo, entre otras medidas, los gobiernos occidentales decidieron excluir a ciertos bancos rusos del uso del sistema de mensajería interbancario SWIFT; limitar la capacidad del banco central de apuntalar el rublo y congelar los activos globales de sus magnates (Carrizo, 2022).

En esta línea, el pasado martes 1° de marzo la compañía danesa A.P. Møller-Mærsk – la empresa de transporte marítimo más grande del mundo – ha anunciado que suspendería temporalmente todos los envíos hacia y desde Rusia por mar, aire y tren, con la excepción de alimentos y medicamentos. Consiguientemente, Mediterranean Shipping Company (MSC), Hapag-Lloyd, y Ocean Network Express (ONE), las otras principales empresas de transporte de productos del mundo, han anunciado  suspensiones similares.

Resulta importante destacar la relevancia de Rusia y Ucrania para el Comercio Internacional. Rusia representa alrededor de una quinta parte del comercio mundial de gas natural, y ambos países son importantes exportadores de trigo, cebada, maíz y fertilizantes, así como también de aceite de girasol. Ucrania y Rusia son asimismo fuentes de paladio y platino, componentes empleados en convertidores catalíticos, y de aluminio, acero y cromo.

Cabe destacar que Rusia es líder mundial en exportación de trigo y Ucrania se ubica en la posición número cuatro. Haciendo un análisis más profundo, considero que si el conflicto perdura se pondría en peligro la cosecha de trigo en verano, utilizada para la producción de pan, pasta y alimentos envasados que se distribuyen a una gran cantidad de naciones, especialmente en Europa, Norte de África y Medio Oriente.

https://www.loginter.com.ar

Por otra parte, el incremento de precios a causa del desabastecimiento no sólo afectará a las materias primas, sino también a los insumos. Como consecuencia del aislamiento económico de Rusia del resto del mundo, los productores agropecuarios podrían quedarse también sin uno de sus más importantes proveedores de fertilizantes (Blandón Ramírez, 2022).

Consideraciones finales

Las sanciones contra Rusia ya han evidenciado su impacto en los flujos comerciales internacionales con consecuencias potencialmente perturbadoras para los importadores de combustibles y granos. Este nuevo conflicto se adiciona a los inconvenientes que el sistema internacional trataba de superar debido a la interrupción de suministros por la pandemia de Covid-19.

Desde que comenzó la invasión rusa a Ucrania, cientos de buques de carga han cambiado de ruta para evitar transitar por el Mar Negro y muchos de ellos actualmente se encuentran varados en diversos puertos o en alta mar, sin poder descargar sus contenedores (Goodman, 2022).

Por el momento, el impacto de la guerra en el comercio mundial se percibe sobre todo en esta zona geográfica, donde los puertos rusos y ucranianos resultan clave para los cargamentos de trigo y maíz. Como sumatoria, el tráfico se ha interrumpido totalmente, suspendiendo las entregas del segundo exportador de granos más grande del mundo.

Ucrania produce el 16% de las exportaciones mundiales de maíz y, junto con Rusia, representan el 30% de las exportaciones de trigo. Es previsible que, con la alteración del mercado, muchos países pobres que dependen de esas materias primas sufran una fuerte escasez.

Aún no podemos tener en claro cuál será el rumbo que tome esta situación ni qué otras consecuencias pueden haber, pero es evidente que los conflictos bélicos sí afectarán el comercio internacional. Esto se puede visualizar en la rápida coordinación de las sanciones adoptadas por diferentes países, que, aunque la historia diga lo contrario, en este contexto se han llevado a cabo efectivamente.

En conclusión, la reconfiguración de las cadenas de abastecimiento mundiales serán una consecuencia inevitable y que todos, tarde o temprano, deberemos afrontar.

(*)Licenciada en Relaciones Internacionales y analista de pricing en Interborders.

Nota  completa publicada en RevistA Énfasis edición abril 2022. Ingresá aqui.

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.

Te podría interesar