El futuro será sustentable, o no será

Seremos testigos de una transformación sin precedentes de los sistemas productivos.

 |   8 de marzo del 2022
El futuro será sustentable, o no será
https://www.delfingroups.com/

Por: Nasha Cuvelier (*)

El 29 de Julio del 2021 la humanidad llegó al punto a partir del cual la demanda de bienes y servicios ecológicos excede a lo que la Tierra puede regenerar.  Vivimos como si tuviéramos más de un planeta. El “Earth Overshoot Day” nos dice que estamos cada año más cerca de talar el último bosque, contaminar el último río y pescar el último ejemplar.

Vivimos en tiempos de crisis social y ecológica. Inundaciones, sequías, migraciones, faltas de suministro, pandemia, especies invasoras, huracanes, desertificación, extinción de especies. La lista es interminable. Esto nos lleva a una reflexión inminente. El mundo ya no es lo que conocíamos y lo que nos trajo hasta acá no nos va a llevar al futuro.

 ¿Por dónde empezar?

Lo primero es comprender cuáles son los principales problemas sociales y ambientales que afectan a nuestro planeta, nuestro país, nuestra comunidad. Y, luego, entender cómo nuestras actividades económicas contribuyen de manera positiva o negativa. Las empresas ya no podrán ser ajenas a lo que sucede en su entorno de operación social y ambiental.

 ¿Qué medimos?

Podemos medir la huella de carbono, la huella hídrica, la huella ecológica o hacer un análisis de ciclo de vida de nuestro producto, servicio, empresa, planta industrial o equipo. Al hacerlo, vamos a encontrarnos con información relevante que nos va a permitir hacer la ruta de las R: Repensar, Rediseñar, Reducir, Reutilizar, Regenerar, Reparar, Reciclar, etcétera.

Hay que animarse a hacer las cosas de manera diferente. Hay que incorporar nuevos materiales que pueden ser descartes de otras industrias, reemplazar los combustibles tradicionales, llevar la eficiencia a su máxima exponencia, modificar los patrones de transporte. La sustentabilidad deja de ser un área específica de una institución para ser parte del corazón de la toma de decisiones.

En el año 2015 tuve la oportunidad de participar del encuentro anual de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) como representante de la juventud mundial de la mano de UNESCO. Ese año se firmó el histórico Acuerdo de París que rige las negociaciones globales al día de hoy. La humanidad se comprometió a evitar un aumento de la temperatura que supere los 1,5°C para finales de siglo. Para lograrlo, debemos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la mitad para el 2030 y ser carbono neutrales al 2050. Desde el 2022 decidimos conformar “Sustentabilidad Sin Fronteras” una fundación de profesionales multidisciplinarios dedicados a hacerle frente al Cambio Climático en Argentina.

Durante el 2021 la campaña “Race To Zero” reunió a 733 ciudades, 31 regiones, 3067 empresas, 173 de los mayores inversores y 622 universidades. En conjunto, estos actores representan casi el 25% de las emisiones globales de CO2 y más del 50% del PIB global. Algunas de las empresas parte son: American Express, Ambev S.A., Bayer A.G., BMW Group, Chevron Traffic Management, Cisco Systems, Coca Cola European Partners, Credit Suisse, Delta Air Lines, Sodimac, entre otras.

Los compromisos internacionales asumidos en esta campaña comprueban que el sector privado se está movilizando rápidamente hacia nuevas tecnologías, procedimientos y materiales que minimizan los impactos de la producción, distribución, consumo y disposición final. Lo hacen por diversos motivos, algunos de ellos son:

  • Cambios estructurales en los propósitos que los acercan más a la lógica de las empresas B que a las empresas con accionar “Business As Usual”;
  • Aumentar la reputación, uno de los activos más importantes de una compañía.
  • Generar ahorros, aumentar eficiencia y reducir costos;
  • Atender a nuevas regulaciones nacionales o internacionales alimentadas por la presión de una sociedad cada vez más concientizada;
  • Atraer o retener a los consumidores con opciones de menor impacto que respeten los valores que se extienden en las nuevas generaciones;
  • Presión por las estrategias de sustentabilidad al ser parte de la cadena productiva de empresas con compromisos alineados a los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por las Naciones Unidas desde 2015.

Tal vez sea un deseo y no una realidad pero creo que cada vez más seremos testigos de transformaciones e innovaciones sin precedentes. Energía que proviene de fuentes renovables, hidrógeno verde como combustible, materiales biodegradables, envases reciclables, compensación de huella de carbono, smart grids, internet de las cosas, ciencia de datos.

Al fin y al cabo, al ritmo insostenible actual de consumo de recursos naturales y degradación ambiental sólo nos quedan dos caminos posibles: seguir profundizando las crisis existentes y generar nuevas o ser arquitectos de un futuro sustentable.

(*) Licenciada en Ciencias Ambientales y cofundadora de Sustentabilidad sin Fronteras. Fue elegida en 2015 por la UNESCO para hablar ante los líderes de los 195 países que participaron de la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático en París, de donde surgió el Acuerdo de París. Fue elegida para contar su historia de vida en el ciclo “Esta Soy Yo” que se emite por el Canal de Leyenda Contenidos, junto a otras  24 mujeres de diferentes ámbitos .

Nota publicada en RevistA Énfasis edición marzo 2022. Ingresá aqui.

 

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.


Notas relacionadas
http://www.soportelogistico.com.ar/

Te podría interesar