https://www.urbano.com.ar/

FADEEAC: Por qué el transporte no es formador de precios

La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas dio detalles mediante ejemplos prácticos sobre su situación ante la escalada de precios de consumo.

 |   12 de abril del 2022
FADEEAC: Por qué el transporte no es formador de precios
https://www.delfingroups.com/

La Entidad que nuclea a 43 cámaras de transporte de todo el país explicó mediante un comunicado que considera oportuno compartir un par de ejemplos prácticos “para graficar de modo claro por qué el sector no es formador de precios”.

Los transportistas no somos formadores de precios. Según la distancia y el tipo de producto, la incidencia del flete en el precio final de un producto es de entre 2 y 4 por ciento. No es correcto que si el flete aumenta 30% se traslade ese incremento de forma directa al azúcar, el aceite o la carne”, dijo Roberto Guarnieri, Presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

Te puede interesar: Costos logísticos: estrategia para hacerles frente

Caso 1. Aceite mezcla botellas de 1 litro

El costo para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de aceite embotellado para consumo familiar a lo largo de 700 km (desde una planta productora hasta un centro de distribución) es de 120.000 pesos finales.

Tomando en cuenta una botella de aceite cuyo precio al consumidor es de $250, el cargamento total tendrá un valor de 7 millones de pesos. Sobre el valor de cada botella ($250), el peso del costo de transporte es de $4,29, lo que equivale al 1,71% del valor final.

En el hipotético caso que se produjera un aumento del 20% del precio del combustible, la incidencia del costo por transporte sobre el precio total debería ser de $5,14, lo que equivaldría a 2,06% del valor final de la botella de aceite.

https://www.loginter.com.ar

Caso 2. Salchichas de primera marca, en transporte refrigerado Buenos Aires-Comodoro Rivadavia

El costo para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de salchichas de primera marca a lo largo de 1.800 km (desde una planta productora en Buenos Aires hasta un centro de distribución en Comodoro Rivadavia) es de 447.700 pesos finales.

Tomando en cuenta que el kilo de salchichas de primera marca en un supermercado de Comodoro Rivadavia es de $569 para el consumidor final, el cargamento total tendrá un valor de 15.932.000 pesos. Sobre el valor de cada kilo ($569), el peso del costo de transporte es de $15,99, lo que equivale al 2,81% del valor final.

En el hipotético caso que se produjera un aumento del 20% del precio del combustible, la incidencia del costo por transporte sobre el precio total debería ser de $19,19, lo que equivaldría a 3,37% del valor final del kg de salchichas frescas.

“Si bien el aumento de costos en la actividad sigue siendo un factor de enorme preocupación para el sector (en 2021 se incrementaron 49% y en el primer trimestre de 2022 el incremento ya acumula 19%), resulta fundamental discriminar responsabilidades y alcance en el traslado de los mismos”, concluyen desde FADEEAC.

Te puede interesar: Cadena de frío en la logística de productos perecederos

www.mdcorreo

Marizú Olivera Orquera

Lic en Comunicación Social, redactora y periodista. Encargada editorial en Énfasis Logística 2021.

Te podría interesar