https://cda.enfasis.com/
23 de octubre del 2020

Volvo prueba camiones eléctricos para construcción

 |   23 de octubre del 2020

...

Tras el éxito de la producción en serie de los camiones eléctricos para el transporte urbano y la recolección de basura, Volvo Trucks comienza en Europa el testeo de camiones para la construcción totalmente eléctricos que serán probados en operaciones reales con clientes.

 

Con el fin de satisfacer la creciente demanda en reducción de ruidos y emisiones, Volvo Trucks comienza en octubre las pruebas de camiones totalmente eléctricos para la industria de la construcción, especialmente en zonas urbanas sensibles. Dos camiones pesados 100% eléctricos serán entregados para la empresa Swerock, uno de los mayores proveedores escandinavos de material y servicios para la industria de la construcción.

Se trata de un Volvo FM eléctrico equipado con trompo de hormigón para las entregas a clientes y un Volvo FMX eléctrico equipado con grúa que se utilizará en proyectos de infraestructura más grandes.

«Los camiones utilizados en la construcción suelen requerir más potencia y robustez que en muchas otras industrias, y los camiones eléctricos no son una excepción», dice Jonas Odermalm, Vicepresidente de Electromovilidad de Volvo Trucks. “Nuestra propuesta de valor debe poder responder a las demandas de alta productividad y disponibilidad, y al mismo tiempo ofrecer los beneficios de la reducción de las emisiones y el menor ruido que conlleva un tren motriz totalmente eléctrico. Por eso las pruebas de campo junto con la colaboración de los clientes son claves para el proceso de desarrollo de esta tecnología”.

Beneficios

El proyecto evaluará cómo los camiones eléctricos pueden ser utilizados para incrementar la eficiencia y reducir el impacto ambiental. Además de analizar el rendimiento de los vehículos, las pruebas también se destinan a examinar el ecosistema general de electromovilidad, para ayudar a encontrar oportunidades en cuanto a puntos de carga, acordes a las demandas de productividad. Los beneficios de los vehículos eléctricos para los entornos urbanos serán medidos en términos de un transporte más silencioso, mayor seguridad en operación y comodidad del conductor.

«Este tipo de pruebas son valiosas para ayudarnos a comprender mejor las operaciones de los clientes y cómo les afectaría la electrificación en el día a día en términos de ciclos de conducción, capacidad de carga, disponibilidad del vehículo, autonomía y otros parámetros, y con todos los beneficios de utilizar un transporte más silencioso y limpio», dice Ebba Bergbom Wallin, Gerente de Negocios de Electromovilidad de Volvo Trucks.

Swerock

Swerock es uno de los mayores proveedores escandinavos de material y servicios para la industria de la construcción, con más de 360 canteras y 60 fábricas de hormigón. Swerock también trabaja con el reciclaje, con el fin de responsabilizarse con el medio ambiente y reducir la extracción de nuevo material. Swerock forma parte del Grupo Peab, que tiene alrededor de 17.000 empleados y unas ventas netas de 56.000 millones de coronas suecas.

«Junto con Volvo Trucks estamos dando un gran paso hacia el transporte climáticamente inteligente. Esto nos brindará un acercamiento muy significante a los camiones del mañana que reducirán las emisiones fósiles.  Ya tenemos 15 camiones hormigoneros híbridos y a través de este proyecto estamos probando vehículos que funcionan completamente con electricidad», dice Hans Orest, Gerente de División de Swerock y parte del Grupo PEAB. La primera prueba con clientes de camiones eléctricos de Volvo para el segmento de trabajo pesado puede resumirse así:

  • El test de dos vehículos eléctricos: un Volvo FM con trompo de hormigón y un Volvo FMX con grúa.
  • El proyecto está dirigido conjuntamente por Volvo Trucks y Swerock, con el apoyo de JOAB y Saraka.
  • El Volvo FM eléctrico entregará hormigón a los clientes de Swerock en las zonas urbanas.
  • El Volvo FMX eléctrico con grúa se utilizará principalmente en grandes proyectos de infraestructura y construcción urbana.

Más noticias
3 de octubre del 2023

Foto: Imagen generada mediante un prompt en Leonardo.Ai.

Por: Jorge Aballay (*)

Para los profesionales y expertos de la gestión de la cadena de suministro (SCM), este potencial avance lleva a la necesidad de revaluar los marcos de procesos y aplicaciones prácticas existentes. Ya sean los propios de cada organización o los estandarizados, como por ejemplo el Modelo de Referencia de la Supply Chain (SCOR) o el marco de procesos de APQC Process Classification Framework (PCF) – Cross Industry.

Los modelos de IA se acercan o incluso, según los casos, trascienden las capacidades humanas en áreas como razonamiento aparente, producción de texto, comprensión del punto de vista de otros, y en el análisis de datos.

Te puede interesar: 12 estadísticas sobre implementación de tecnología en la SC

Como es de público conocimiento, la gama completa de capacidades de estos modelos ni siquiera es comprendida en su totalidad por sus creadores. Aun así, la evidencia preliminar sugiere que los modelos de IAG son excepcionalmente poderosos.

Como estudiosos de SCM, debemos preguntarnos:

  • Si estos sistemas son tan capaces como parecen,
  • Cómo cambiarán las cadenas de suministro y la investigación de SCM ante la irrupción de las IAGs.

Sin embargo, por la velocidad de irrupción de las IAGs, Supply Chain Management, como disciplina, va a necesitar de un tiempo no definido aún, para estar preparada a nivel teórico y práctico para esta irrupción.

Muchas empresas y sus profesionales están explorando e implementando las prácticas de transformación digital y de IA para lograr que las cadenas de suministro sean más eficientes. Mientras que otras han estudiado el potencial de los sistemas de inteligencia artificial para mitigar las interrupciones ocasionadas por causas naturales imprevisibles.

Si bien estas perspectivas son valiosas, a futuro será necesario captar y entender el potencial de disrupción que ofrecen las herramientas de IA.

Hay dos razones principales para pensar en esto:

  • Primero, los sistemas de IAGs más capaces son chatbots personalizados. A diferencia de los sistemas tecnológicos de IA anteriores, esta generación no necesita una gran infraestructura de usuario para funcionar. Cualquier persona con conexión a Internet puede comenzar a usar estas herramientas de inmediato, lo que elimina una barrera importante para su adopción.
  • En segundo lugar, la capacidad de los sistemas más avanzados de IAG, se encuentra en un nivel en el que puede ayudar a un profesional en una gran variedad de tareas complejas, intensivas en conocimiento o creativas. Esta capacidad también implica desafíos, ya que corremos el riesgo de depender demasiado de las herramientas de IA y depositar una confianza indebida en los juicios de la IA.

En otras palabras, ahora vivimos en una realidad en la que todas las personas pueden tener acceso al sistema de inteligencia artificial más poderoso.

En este artículo, aventuramos una perspectiva que sirve como vehículo para comprender el rango de posibles irrupciones e impactos en la cadena de suministro provocados por sistemas de IA que son cada vez más capaces.

Tomemos como perspectiva al modelo SCOR, que plantea el desafío de comenzar a pensar sobre la integración de IA en SCM, considerando a la integración como el uso cada vez más extenso de sistemas de IA para llevar a cabo tareas a lo largo de la cadena de suministro.

En concreto, hay que pensar que la integración de la IA en las cadenas de suministro es un proceso estratégico, operativo, tecnológico y sobre todo, social.

Supply Chain Management y el impacto de la IAG

Podemos considerar que los usos previos de diferentes sistemas de IA han girado en torno a la analítica de datos utilizando Big Data y al Aprendizaje Automático (AA) tradicional (ML: Machine Learning), con el fin de lograr ganancias de eficiencia y productividad o mejoras en la calidad de productos y servicios.

Esta última era la perspectiva predominante hasta 2022. Se centraba en cómo se podría implementar la infraestructura de aprendizaje automático para analizar tipos de datos diferentes (números, textos, imágenes) que ayuden a proporcionar resultados y obtener conclusiones.

Los enfoques de aprendizaje automático requieren de una amplia experiencia en arquitectura e inteligencia artificial, y de lenguajes y librerías especializadas. Además, las soluciones de ML requieren de una configuración específica local de las organizaciones y expertos especializados, que puedan entrenar los modelos para lograr resultados útiles y aplicables.

OpenAI lanzó el chatbot conversacional llamado ChatGPT, basado en redes neuronales generativas, capaz de producir texto moderadamente complejo, relacionado con una amplia variedad de temas. Funciona con la arquitectura GPT (IA Generativa) y no analiza la entrada con los enfoques de ML existentes, sino que predice la salida en función de la entrada del usuario. Esto permitió que todos abrieran ChatGPT y chatearan con la IA sobre temas relativamente complejos.

Además, a diferencia de los sistemas de aprendizaje automático clásicos, donde sólo los expertos en inteligencia artificial entendían los sistemas y podían operarlos o entrenarlos, ChatGPT puede generar resultados para cualquier usuario independientemente de su capacitación o antecedentes.

Esta es la primera razón por la que los enfoques comerciales de la IA cambian tan rápidamente: ChatGPT demostró que los sistemas de inteligencia artificial podrían estar disponibles y accesibles para cualquier persona, y no sólo para ingenieros especializados.

Corresponde mencionar que las IAG no reemplazan a los sistemas basados en aprendizaje automático (ver gráfico anterior), sino que amplían el abanico de posibilidades de las herramientas basadas en Inteligencia Artificial.

 IAG en Supply Chain Management: implicaciones prácticas y colaboración interdisciplinaria

Al considerar las implicancias prácticas para las actividades cotidianas de la cadena de suministro, las organizaciones deben prestar atención no sólo a los aspectos técnicos de la adopción de la IA. También a los elementos humanos, como la gestión de las percepciones y reacciones humanas hacia la inteligencia artificial, el fomento de una cultura consciente de la IA y la capacitación para una colaboración eficaz entre máquina y ser humano.

También deben abordarse los problemas éticos y de responsabilidad asociados con la delegación del poder de toma de decisiones a la IA. Se deben considerar, además, los mecanismos de control para evitar su uso indebido y monitorear su comportamiento. Así como el posible desplazamiento laboral y otros problemas sociales que resulten de la integración de la inteligencia artificial.

La irrupción de la IA puede variar entre las cadenas de suministro, lo que requiere un enfoque sistémico para gestionarlas. Esto incluye la creación de sistemas sólidos para monitorear el desempeño de la inteligencia artificial, establecer medidas para mitigar las interrupciones y desarrollar planes de contingencia.

Te puede interesar: Supply Chain 4.0: Datos: ¿Encontrar el tesoro escondido?

La coordinación y la colaboración con otros actores de la cadena de suministro, alineando las estrategias de IA y desarrollando las mejores prácticas compartidas para su integración y gestión, son parte integral de este enfoque.

Lo cual implica consideraciones operativas y prácticas de gestión responsables. Una situación en la que las empresas integren la inteligencia artificial en sus funciones básicas sin considerar cómo hacerlo de manera responsable, constituye un riesgo importante de efectos disruptivos.

El marco de referencia en Supply Chain Management

En los términos más simples, las diferentes formas de integrar la IA generarán diferentes tipos de situaciones, tanto en la teoría como en la práctica.

Por ejemplo, la integración de inteligencia artificial liviana y de nivel superficial en una cadena de suministro es un desafío diferente al de una cadena de suministro que opera con agentes de IA autónomos.

En resumen, el marco de trabajo se estable en dos dimensiones clave:

  • El nivel de integración de la inteligencia artificial en toda la cadena de suministro a nivel de procesos.
  • El papel de la IA en la toma de decisiones a través de la planificación y la orquestación.

Al considerar estas dos dimensiones, se obtiene una perspectiva global de la integración de IA en SCM, capturando los posibles inconvenientes y transformaciones que pueden ocurrir debido a la adopción de la IAG.

Los expertos de Supply Chain Management podrán visualizar mejor la trayectoria de la integración de la inteligencia artificial y su potencial asociado para las implementaciones, a través de la lente de un marco de referencia integral.

Ahí se desarrolla el campo de acción de un modelo teórico diseñado para capturar las complejidades y los matices de la integración de la IA en las cadenas de suministro, y que a su vez facilite contextualizar el potencial disruptivo que depende más de los detalles de la integración de la inteligencia artificial en una cadena de suministro determinada.

(*)Ingeniero, profesor del curso “Aplicaciones de la Inteligencia Artificial Generativa en Supply Chain con Ingeniería de Prompts” en el IEEC.

Nota completa publicada en  Revista Énfasis   edición octubre 2023.

6 de febrero del 2024

Hoy en día, los líderes de almacenes se enfrentan a la exigencia de brindar cada vez más velocidad y precisión al tiempo que lidian con mercados laborales más complejos, costos en aumento e incertidumbre económica.
¿Cómo se aseguran de que sus operaciones estén preparadas para el futuro?

Zebra Technologies encomendó un estudio de investigación a nivel mundial entre empleados y ejecutivos encargados de la toma de decisiones para analizar las últimas tendencias y tecnologías que están transformando las operaciones del almacén. El estudio fue realizado en línea por Azure Knowledge Corporation y recoge las respuestas de más de 1400 participantes de los sectores de manufactura, comercio minorista, transporte, logística y distribución mayorista.

Se enfoca en tres elementos clave:

  1. Resiliencia y agilidad de la cadena de suministros.
  2. Lograr pedidos perfectos y rentables.
  3. Automatización, crecimiento y la planificación de personal.

Te puede interesar: Almacenes Inteligentes para operadores logísticos, en un país sin dólares

1) Resiliencia y agilidad de la cadena de suministros

Los líderes de almacenes están invirtiendo en innovaciones tecnológicas y automatización inteligente para aumentar la resiliencia y la visibilidad del inventario. El 73% de los tomadores de decisiones informan que están bajo presión para implementar nuevas tecnologías. Los gastos promedio para el período 2022-2023 fueron de US$ 4.63 millones de dólares y se espera que en 2024 sean de US$ 5.15 millones de dólares.

La analítica y la visibilidad mejorada de los datos permiten brindar una respuesta dinámica a los desafíos o a los incrementos en la demanda, lo que termina por mitigar las consecuencias causadas por las interrupciones que afectan distintos nodos en la cadena de suministros.

A pesar de los desafíos relacionados con la transformación digital, los planes para mejorar la velocidad, la precisión y la visibilidad integral son fundamentales, ya que las imprecisiones en el inventario y los artículos agotados afectan la productividad y los resultados de negocio.

2) Lograr pedidos perfectos y rentables

En los almacenes actuales, la precisión es monetización. Los tomadores de decisiones tienen cada vez más presión: deben optimizar el desempeño y satisfacer las expectativas fluctuantes de los clientes. Además, se enfrentan a desafíos que aumentan año a año, como las devoluciones, la administración de inventario y la precisión de los pedidos.

A medida que se incrementan las expectativas de los clientes y se vuelven más estrictos los requisitos regulatorios, cumplir perfectamente con los pedidos se ha vuelto una tarea cada vez más desafiante.
Entre las preocupaciones cruciales, se encuentran:

  • Gestionar las cargas de trabajo de los empleados.
  • Alcanzar las metas de productividad.
  • Resolver las cargas económicas provenientes de acuerdos de nivel de servicio (SLA) no cumplidos.

Por su parte, los planes incluyen:

  • Aumentar las instalaciones.
  • Implementar el seguimiento en tiempo real.
  • Mejorar la precisión a nivel de la ubicación.
  • Optimizar el diseño de las instalaciones.
  • Aprovechar la automatización flexible para satisfacer las demandas del comercio electrónico.

3) Automatización, crecimiento y planificación del personal

Los líderes de almacenes reconocen que la implementación de la automatización en base a las necesidades humanas beneficia a los trabajadores, a los clientes y al éxito general de la empresa. Sobre todo, por el desafío constante de mano de obra. Para responder a las crecientes expectativas de los clientes, las presiones de la competencia y los desafíos a la hora de encontrar profesionales, los almacenes están evaluando sus operaciones e invirtiendo activamente en mejorar las operaciones y la capacitación de trabajadores.

La colaboración con robots se ve como una solución viable: expande las capacidades de los trabajadores de primera línea y les permite encargarse de tareas que se centren en el cliente y generen mayor valor. Aún mejor, una operación que cuenta con tecnología, dispositivos y robots de vanguardia puede ayudar a atraer, incorporar y retener trabajadores de manera más efectiva.

16 de agosto del 2023

Por: Lucas Martínez.

Para comenzar a explicar la coyuntura de las transacciones en línea, Gustavo Sambucetti, Director institucional de Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) y de GoForEcommerce, presentó el informe elaborado por la Cámara que relevó datos de la actividad del eCommerce durante el 2022. En primer lugar, señaló que en 2022 hubo 1.085.000 usuarios que realizaron transacciones por primera vez utilizando esta vía, lo que deja un total de 22 millones de argentinos con vinculación al comercio electrónico. Lo que se desprende de esto, es la continuidad de la tendencia más allá del período de pandemia que lo motorizó hace un par de años. Donde sí se registró una desaceleración es en la frecuencia de compras, “En 2020-2021 teníamos a personas que llamamos “cotidianas”, que son las que compran varias veces por semana y ese comportamiento disminuyó mucho, pero el volumen total está en alza”, indicó Sambucetti.

En este marco desde CACE se puso el foco en las razones que llevan a los usuarios a volcarse al comercio electrónico por sobre su contraparte física. “Me gustaría resumirlo en ahorro de esfuerzo-energía y ahorro de tiempo, en otras palabras, conveniencia”, remarcó referente y agregó: “Además influye la diversidad de productos, en vez de ir a 10 negocios ves los catálogos desde tu casa y los comprarás.”

 

El siguiente punto de análisis de la charla, tuvo que ver con los envíos a domicilio y el rol de la logística en ese aspecto, ya que CACE registró un crecimiento muy marcado de esta alternativa. “En 2018-2019 el retiro de los productos se hacía mayoritariamente en los puntos de venta, pero a partir de 2020, por razones ya conocidas, el 88% de los compradores recibió los pedidos en su domicilio. Lo sorprendente es que pasada la pandemia esta tendencia se mantuvo y nosotros lo atribuimos a dos cosas, una y creo que es la menor de ellas es que la gente está más en su casa con el home office, pero la otra es que hubo un verdadero desarrollo de las capacidades logísticas, y no solo de los operadores sino también desde dentro de las empresas, que hicieron que se reduzcan los tiempos de entrega y la incertidumbre, haciendo que mejor el servicio”.

 Te puede interesar: Por qué el eCommerce puede ayudar a impedir la próxima pandemia

De esta manera, el volumen de compras totales entre 2021 y 2022 evidenció un crecimiento real del 11% y la multiplicidad de categorías disponibles ya abarcan a casi todos los rubros “es difícil de pensar un producto que no pueda conseguirse online”, sostuvo Sambucetti.

Por otra parte, el informe presentado señala que los tiempos de entrega se van achicando, “en 2020 el 41% de las empresas completaron los envíos en menos de 48 horas, en 2021 ese porcentaje subió al 43% y en 2022 al 45%”, se detalló.  “Cualquiera ajeno a la logística dirá que son solo dos puntos, nosotros sabemos que cada uno de esos puntos tiene mucho trabajo, muchas reuniones internas y debates de presupuesto atrás”. Para cerrar su ponencia, el directivo resaltó que actualmente el dispositivo celular es la principal vía de acceso al comercio electrónico, superando a la computadora que se imponía en 2021. De esta manera, el sector cerró otro año de crecimiento y se convirtió en un aspecto vital para la mayoría de compañías y emprendimientos más allá del rubro que desarrollen.

Sustentabilidad

La conferencia siguiente, también parte del Bloque CACE, fue encabezada por quienes conducen el proyecto sustentable de la entidad, Alejandro Klingenfuss quien también es cofundador de AKIETA, y Gabriel Pérez, gerente de Desempeño Ambiental de Andreani.

Klingenfuss destacó la importancia de la convivencia en armonía con el ecosistema teniendo en cuenta el crecimiento demográfico de los últimos años. “Estamos llegando a 8 billones de personas para el final de esta época, también aumentó el consumo de recursos naturales. Actualmente consumimos el equivalente a dos planetas por año a nivel global”, sostuvo el especialista. En esa línea, indicó los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) planteados por la ONU y que impulsan desde la cámara como parte de la “Agenda 2030”. “Para los que no la conocen se la llama agenda 2030, porque la idea es que, para ese año que ya está a la vuelta de la esquina, se llegue a cierto nivel de emisiones y de contaminación enmarcados en los ODS”, concluyó e instó a una acción activa y participativa de las empresas para capacitarse en este aspecto cada vez más preponderante.

Por su parte, Pérez resaltó los distintos impactos del cambio climático que ya se manifiestan en la cadena de valor en la forma de olas de calor que alteran el consumo energético. De esta manera, el referente de Andreani explicó que los cambios deben darse tanto en el ámbito productivo como privado, mediante la adopción de nuevos hábitos de consumo. “La logística es gran parte del problema y de la solución, en el mundo se lleva la cuarta parte de las emisiones, incluyendo aviación, transporte marítimo por rutas, etcétera”, sostuvo. En ese sentido, Pérez destacó que la huella de carbono, es decir el impacto ambiental de un producto desde su producción hasta su desecho, es un factor que las empresas jerarquizan cada vez más, “hoy sostenidamente son entre 40 y 50 clientes de primera línea que no solamente nos exigen los reportes, sino que nos exigen estrategias para sus emisiones”.

Te puede interesar: Tendencias sobre capital humano, comex, sustentabilidad, tecnología, integración y consumo

Asimismo, el escenario de cara al futuro plantea desafíos más complejos, ya que las tendencias indican una mayor masa vehicular, más consumo nucleados en urbes de “15 minutos”, y un alza en la demanda energética, por lo que se vuelve imperativo alcanzar una logística más eficiente, “y hay que tener en cuenta dentro de la eficacia los costos ambientales”. De esta manera, el directivo apuntó a que para la entrega de pedidos se debe proveer la información del impacto ambiental estimado, para que el usuario pueda considerar otra alternativa de envío que implique menos emisiones. “Una transición hacia procesos más limpios no solamente pasa por los movimientos de flujos, sino también por la localización estratégica de sucursales”, agregó Pérez. Por último detalló una serie de metas para que las empresas impulsen la transición, entre los que se incluyeron el uso de biocombustibles, capacitación del personal sobre el impacto ambiental, “las empresas tenemos que hacer cargo de incorporar estos costos porque alguien los paga”.

 Omnicanalidad

La parte final del bloque fue conducida por Gisela Greco, Gerente Comercial de Andreani, Gonzalo Simo, Logistic & Delivery Service Manager de Nestlé Nespresso, y Bartolomé Branchini gerente de eCommerce en 47 Street, quienes abordaron la temática de Omnicanalidad; “que consiste en la unificación de criterios de atención con los clientes que se acercan a la tienda online, a las redes sociales, a cualquier canal de venta, buscando proveer una atención homogénea a partir del dato”, comenzó Greco.

Simo describió el paso que realizó Nestlé Nespresso de las tienda física al comercio electrónico. “Donde se presentaron muchos desafíos como la planificación de stock, la presencia de la misma experiencia de compra a través de los distintos canales, como hacer que el cliente se vuelva multicanal y tenga el mismo acceso a las promociones, productos e información, a través de todos los canales”, explicó.

Por su parte, Branchini señaló que ya pasaron ocho años de la primera tienda online de 47 Street. “En ese momento había una sola persona que se encargaba de toda el área del eCommerce”, contó el gerente y añadió que “El objetivo era tratar de llegar a este comercio unificado donde tratábamos de integrar los stocks de las tiendas físicas con la virtual, cosa que pudimos lograr mucho después”.

Ambos especialistas coincidieron en los desafíos que se presentan a la hora de proveer la misma experiencia en formatos distintos. En primer lugar, destacaron la transformación a nivel cultural que tiene que asumir una empresa cuando diversifica sus modos de comercialización, poniendo el foco en evitar la competencia entre el retail físico y online, potenciando el desarrollo en conjunto de las dos áreas. Asimismo, señalaron la complejidad que implica utilizar sucursales de terceros al no poder influir en la experiencia que se llevará el cliente en la entrega, “siempre está la incertidumbre, pero creemos que es bueno brindar la opción de que el comprador pueda elegir un punto de retiro quizás a dos cuadras de su casa y lo pueda hacer más rápido”, sostuvo Branchini.

Ya en la parte final del segmento, Simo destacó el valor del dato como la llave para unificar la experiencia, con un monitoreo constante del stock de los puntos de ventas, de las preferencias del cliente, “justamente a través de sistemas integrados que en tiempo real puedan darnos visibilidad sobre el producto y el comprador”, apuntó. En sintonía, Branchini agregó que, “la gestión de inventarios también es fundamental, para 47 Street al haber una gran variabilidad en términos de talle y modelos hace difícil que todas las tiendas físicas puedan tengan la disponibilidad de ese producto, entonces creo que tener el stock en tiempo real online es la clave para no tener que estar abasteciendo las tiendas físicas constantemente”, concluyó el referente.

Nota completa publicada en  Revista Énfasis   edición agosto 2023.

18 de octubre del 2023

Por: Andrea González Bayón (*)

En tanto, sobre lo anteriormente expuesto, algunos especialistas señalan que alcanzar los ODS requeriría entre 5 y 7 billones de dólares por año, lejos de los niveles de inversión realizados a nivel mundial; y un informe de Times Higher Education señala que los gobiernos de los países del G20 no están aprovechando el poder de las universidades para ayudarlos a cumplir los ODS. Esto nos demuestra que, si queremos acelerar el impacto, tenemos que potenciar el trabajo colaborativo entre los distintos actores de la sociedad.

La cooperación entre empresas, academia, StartUp y Gobierno y la sociedad es fundamental, no solo porque permite llegar a una mayor cantidad de personas, sino también porque hace más eficiente la gestión de los recursos, y enfoca los esfuerzos según la expertise de cada uno; genera un trabajo en conjunto para desarrollar políticas públicas que permitan efectivamente avanzar hacia un Chile más sostenible; y lo más importante, permite la transferencia de conocimiento entre los distintos actores, desde temas técnicos y operativos, hasta data para generar las mejores iniciativas en pos de la sociedad y fomentar la innovación y la mejora continua.

Te puede interesar: ¿Cómo medir la huella de carbono en vehículos y de qué manera reducirla?

De hecho, según un artículo del Foro Económico Mundial, las universidades son vitales porque “forman a la próxima generación y preparan a futuros líderes; hacen los descubrimientos revolucionarios que necesitamos para afrontar los mayores retos del mundo; y transfieren sus conocimientos e ideas desde sus aulas y laboratorios a la sociedad, a través de colaboraciones con gobiernos y empresas”.

Entre todos, podemos potenciar aún más iniciativas como inversión en nuevas tecnologías e infraestructura para mejorar la conectividad a lo largo de la región, ya que según un informe publicado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), apenas el 43,4% de las poblaciones rurales cuentan con servicios de conectividad significativa. Además, podemos fomentar la adopción de nuevas herramientas; educar y capacitar, desde edades tempranas, para que más mujeres se desenvuelvan en el mundo STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), ya que, según datos brindados en la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, en América Latina la proporción de mujeres graduadas de carreras no supera el 40%. Asimismo, debemos impulsar una cultura de innovación y emprendimiento, entregando oportunidades de desarrollo y crecimiento a StartUps, junto con promocionar, desde los ámbitos de cada uno, una correcta consciencia ambiental y social.

Si bien no hay dudas que las empresas tienen un rol importante y deben trabajar para reducir su impacto ambiental y social, el desafío está en ir más allá. Es fundamental que todo el ecosistema adopte un enfoque integral hacia la sostenibilidad. El futuro está en nuestras manos y nuestras decisiones marcarán la diferencia. Tenemos que, en conjunto, ser parte del cambio, y ser impulsores de la innovación y promotores de la creación de soluciones sostenibles a nivel global para liderar el cambio hacia un futuro más consciente y sostenible.

(*)Gerenta de Estrategia y Sostenibilidad de Ecosistema Falabella.

Te puede interesar: Sostenibilidad e inteligencia artificial impactan en las decisiones de compra

2 de enero del 2024

Por: Alex Canela (*)

Nos encontramos al borde de nuevos comienzos, preparados para abrazar el cambiante panorama de la transformación digital. El año pasado ha sido un testimonio de resiliencia, con las empresas navegando a través de la niebla de la incertidumbre, impulsadas por la promesa de un potencial sin explotar.

El cambio hacia la energía sostenible refleja la aspiración colectiva a un futuro más limpio y ecológico. Sin embargo, el viaje no ha estado exento de obstáculos. La complejidad de la gestión de la cadena de suministro, la fluidez de la dinámica de la mano de obra y la búsqueda de la innovación sostenible han sido los crisoles del desafío, moldeando oportunidades para soluciones innovadoras e ingenio.

Te puede interesar: Transformación digital, e-Commerce y logística

Estas corrientes intersectoriales son las corrientes subterráneas del cambio, firmes pero dinámicas, que configuran el panorama empresarial como el año anterior. Cambios sutiles, aunque a menudo imperceptibles, son precursores de importantes repercusiones en todo el sector de cara a 2024. Imaginemos estos cambios como fuerzas que ejercen presión sobre el tejido de las industrias, cada una medida por un indicador metafórico. Esta visualización nos permite yuxtaponer cada tendencia para medir su evolución en el último año.

Mientras navegamos por las cambiantes mareas de la industria, cinco manómetros se erigen como centinelas, cada uno de ellos en sintonía con los pulsantes ritmos del cambio. Estos medidores miden las fuerzas que esculpirán el panorama empresarial de 2023 a 2024, ofreciendo información sobre los motores de la transformación:

  • Dinámica de la mano de obra y escasez de talento (Aumento): Se necesitan urgentemente ingenieros y técnicos emergentes, rebosantes de habilidad y entusiasmo, para reponer los equipos ávidos de recursos. Las industrias se enfrentan a la escasez de talentos, lo que impulsa la integración de nuevos talentos y tecnología avanzada para colmar estas lagunas. Nuestro equipo colabora activamente con el mundo académico para hacer frente a este reto. Estamos agradecidos a las universidades que se han unido a nosotros en este viaje.
  • Sostenibilidad (Aumento): La demanda de sostenibilidad es cada vez mayor. Las empresas están adoptando prácticas ecológicas debido a la normativa, las oportunidades de negocio y la responsabilidad social. Las que no se adaptan se enfrentan a sanciones normativas, desventajas en el mercado y daños a su reputación.
  • Ritmo de la Innovación (Constante): La incesante marcha de la innovación perdura, su cadencia es inquebrantable. El año 2024 será testigo de industrias atrapadas en un sprint perpetuo, corriendo contra el reloj de los ciclos de desarrollo, impulsadas por el hambre insaciable de superar a sus rivales. Esta presión, aunque formidable, sigue siendo una compañera constante desde antaño hasta los albores del nuevo año.
  • Tensión Económica (Intensificando): El coste de la creación se dispara y afecta a todos los eslabones de la cadena de suministro. Los productores luchan contra el aumento de los gastos de mano de obra y materiales, mientras que los consumidores se enfrentan a lo peor de la inflación y su poder adquisitivo disminuye. Las empresas se encuentran en una encrucijada, incapaces de repercutir los costes, deben buscar la alquimia de la eficiencia para preservar sus márgenes y sostener sus empresas.
  • Resistencia de la cadena de suministros (Disminuyendo): Las otrora tensas cuerdas de la cadena de suministro se han aflojado, sobre todo con el resurgimiento de la producción de chips de silicio. Sin embargo, a medida que este indicador desciende, la vigilancia sigue siendo primordial. El espectro de la interrupción acecha, con su momento y epicentro envueltos en el misterio, una lección grabada en la memoria por la sombra de la pandemia. Aquí es también donde México podría encontrar una oportunidad.

(*)Vicepresidente y Meso Regional manager en Siemens Digital Industries Software.

Te puede interesar: 

http://www.hormetal.com